Podemos ¿Democracia aparente?

Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.
(Gabriel Celaya)

Hay quien piensa que la historia es circular y se repite cada cierto tiempo. Otros pensamos que nunca es lo mismo, aunque ciertamente a veces tienes la sensación de vivir un “deja vu”, de revivir hechos conocidos. Es recaer en los mismos errores donde, sin ser exactamente lo mismo, la frustración se repite. Es tal vez la memoria selectiva quien nos juega una mala pasada al emparejar recuerdos.

En julio de 2007 escribía sobre las causas que me hacían abandonar Ciudadanos. La eliminación del voto limitado en las listas abiertas para evitar que estas se convirtieran en mayoritarias en la elección de los órganos del partido, fue la gota que colmo el vaso de mi hastío. Su derechización estaba cantada y en las europeas de 2008 se confirmaba tras su alianza con “Libertas”. Su adscripción al grupo liberal europeo recientemente era una deriva esperada.

En las europeas de este año Podemos se presentó como la opción que finalmente conseguirá romper la partitocracia instaurada y dicha perspectiva me animó a integrarme en el proyecto. Disculpé/disculpamos las listas cerradas mayoritarias para la creación del equipo gestor en aras de un proyecto, un bien mayor que nos permitiría acabar con una casta política enquistada en el poder.

No hay debate, las listas abiertas son el maná de la democracia por decreto de la trinidad revolucionaria y así elegimos a nuestro Consejo Ciudadano estatal. No hay crítica, hay un entusiasmo renovador que ciega las voluntades y anula los reparos. Miles de aportaciones y debates en la plaza virtual que tan solo alimentan el sentimiento de participación para acabar aprobando un paquete cerrado y escrito con antelación.

Y al constituir el Consejo Ciudadano municipal repetimos el mantra de la democracia y abrimos las listas para cerrar el control del aparato. ¡Nada nuevo bajo el sol!

Como avisaba en mi artículo “Podemos ¿Listas abiertas?” en Crónica Global pretendo comparar los resultados de esta votación en Barcelona en listas abiertas y mayoritarias con el resultado posible en listas proporcionales y desbloqueadas.

El primer problema para hacer la comparación es que realizándose la votación mediante listas abiertas, donde cada elector podía seleccionar tantos candidatos como puestos a cubrir había y dado que tampoco es obligatorio marcarlos todos, nos genera una duda para fijar el criterio de votos a cada lista. Es evidente que se vota por lista, en plancha, aunque exista la posibilidad de seleccionar candidatos de entre todas las listas. Ello beneficia a la mayoría de cada lista ya que reciben votos por estar integrados en ellas es decir que, contrariamente a lo que se pretende, los electores tienden a votar a una lista o a un proyecto en el que los más conocidos son los primeros de cada lista. Los votos validos emitidos son 1739 descontados los 74 votos en blanco.

Para determinar cuantos votos ha recibido cada lista podemos hacerlo contabilizando los votos del candidato que más votos recibe de cada lista, el que menos o calculando la media de votos recibidos por cada lista (Figura 1).

POmunicipalesF1

Los candidatos individuales se han agrupado como lista “Sin Adscripción”.

Dado que el sumatorio del promedio de votos es el que se acerca más al total de votos válidos utilizaremos este criterio para hacer la comparación.

Por otro lado la elección del Secretario General no ofrece ninguna duda ya que se vota tan solo a un candidato y no tiene sentido establecer comparaciones. En todo caso llama la atención el paralelismo de los votos obtenidos a la Secretaría General y el que ha recibido cada lista (Figura 2), lo que confirma que hay muchos desconocidos que reciben votos por estar incluidos en una lista, en cualquier lista.POmunicipalesF2

La asignación de los puestos del Consejo Ciudadano son todos para la candidatura mayoritaria debido al sistema electoral empleado de listas abiertas. El resultado es idéntico al que se daría con un sistema de listas cerradas mayoritario. El efecto de abiertas o cerradas en este caso es nulo. Tan solo si se limita el número de votos por elector a 2/3 o 2/5 de los puestos posibles se evitaría la acaparación de todos los puestos por la lista más votada, aunque en ningún caso garantizaría la proporcionalidad o dicho de otro modo la igualdad de poder de cada voto.

En un sistema de listas proporcionales se pueden asignar los puestos mediante proporcionalidad directa y al resto mayor o bien por el sistema D´hondt (Figuras 3 y 4).

POmunicipalesF3POmunicipalesF4

La primera conclusión es que el sistema de listas abiertas utilizado deja a un 45,44% de los votantes sin representación en el consejo, algo que no deja en buen lugar la tan publicitada democracia radical. Igualmente es llamativa la baja participación, un 19,23% (18,44% si no contamos los votos en blanco) de los inscritos en Podemos en la ciudad de Barcelona, lo que implica que el 9,63% da soporte a esa nueva dirección. Grave contradicción de quien reclama una democracia participativa que es capaz de movilizar a 5000 personas para un mitin y sin embargo no moviliza ni a 2000 en una votación desde casa.

Cabe destacar en este análisis que al inicio del proceso municipalista los inscritos en Barcelona ciudad eran 8475 y al finalizar el periodo se sumaron 973 llegando a los 9430. De los que votaron en el proceso municipalista más de la mitad (53,67%, el mas alto en la grandes ciudades) se apuntaron para la votación, para influir en el resultado final de la misma (repartámoslos en la misma proporción para cada lista).

Parece que el proceso de crecimiento en Madrid se ralentiza y es ahí y sobre todo en Barcelona donde la participación cae más (Figura 6). Ello puede ser debido a un desinterés del seguidor de Podemos por como se configura internamente el partido y por tanto dando por valido cualquier estructura, esperando a darle su voto en las elecciones próximas. Esto pondría en duda si los objetivos de la masa seguidora de Podemos busca una real democratización de la vida publica y por tanto la regeneración con su implicación en la construcción de una alternativa o tan solo busca un nuevo actor que revuelva la política pero con el objetivo de recuperar una posición más holgada y por tanto sería una actitud propia de clases medias temerosas de la pérdida de posición social y no tanto de deseos de verdadero cambio social y de reparto de la riqueza. O bien es que son las clases mas populares y desfavorecidas que empiezan a perder la confianza en el proyecto, teniendo en cuenta además los elementos de alienación del propio sistema que crea barreras tecnológicas a dichas clases, empezando por la tercera edad, a la que dice respetar pero parece aparcar en sus decisiones.POmunicipalesF6

Pero es necesario hacer una valoración política de algo que a priori puede parecer muy técnico y farragoso. Y lo primero que llama la atención es que si se hubiera utilizado un sistema electoral proporcional la actual cúpula de Podemos habría mantenido igualmente el control de toda la organización y además mantendría cierta coherencia con sus postulados de democracia participativa y radical (Figura 6). Solo un miedo al descontrol o un férreo dirigismo basado en un planteamiento cercano a una síntesis moderna del “Despotismo Ilustrado” pueden explicar esta deriva.

Podemos inicia estos días un nuevo proceso para conformar su estructura autonómica y, a la vista de los procesos previos, si se quiere competir con la lista oficialista se ha de conseguir una sola candidatura alternativa si se pretende competir con alguna posibilidad de desbancarla. Más de dos listas en liza aseguran la victoria de la oficial. Junto a esa condición, necesaria pero no suficiente, es preciso un programa que anime a una mayor participación de los inscritos, que recupere ilusión a la vez que solvente ambigüedades y rellene lagunas ideológicas.

Políticamente Podemos es la opción que rompe la partitocracia en España y surge en el momento oportuno, cuando asistimos a una precarización de la vida de las capas populares, junto a una corrupción generalizada y unos partidos políticos endogámicos y atenazados ante la crisis, incapaces de plantear alternativas y limitándose a ejecutar las políticas emanadas de la troika europea. Podemos es un tsunami que arrastra y hace temblar los cimientos de la partitocracia instalada tras la transición y aporta grandes aciertos en la crítica a unos partidos encastados y enquistados en el poder, pero adolece de errores propios de esa misma izquierda de donde sale. Sufre los mismos tics, manías, prejuicios y complejos que arrastra la izquierda desde la transición: frustración por no conseguir la ruptura, hispanofobia subliminal y mitificación del nacionalismo como progresista.

Podemos debe definir su sentido histórico y definir si tras ser el tsunami que cambia el paisaje se retira o quiere permanecer y construir una alternativa de poder. Para esto precisa definir su espacio ideológico (la transversalidad solo lleva a la derecha como demuestran los ejemplos previos de Ciudadanos y UPyD) y sociológico (puede ser interesante atraer a las clases medias proletarizadas por la crisis, pero ya se sabe de los desapegos históricos de esta; las clases trabajadoras siguen siendo las mas olvidadas), y finalmente tener valor para situar al nacionalismo en su verdadero lugar, el del conservadurismo y la casta: reclamar la diferencia no es de izquierdas.

Si a la mujer del Cesar se le reclamaba que a parte de ser honesta debía parecerlo, a Podemos se le ha de reclamar que no solo parezca radicalmente democrático sino que lo sea. Las listas abiertas tienen apariencia de democracia pero a la luz de los hechos no lo son. Solo una democracia en que los electores sean fielmente representados merece esa consideración. Las triquiñuelas con colorines que llevan a sistemas mayoritarios son una estafa a la ciudadanía.

Siempre he dicho que la diversidad es un hecho y la igualdad un derecho.

Libertad, igualdad, fraternidad.

Publicado en: Crónica Global. 11 de enero de 2015

Publicado en: Crónica Popular. 26 de enero de 2015

Podemos ¿Listas abiertas?

democraciaHoy 31 de diciembre ha finalizado la votación a Consejos Ciudadanos municipales de Podemos y creo que ya es tiempo de empezar a valorar si el sistema elegido para la elección de la estructura de Podemos es el más democrático para tal fin. A la hora de valorar un sistema electoral se ha de tener en cuenta cuales son los fines que se persiguen o, si estos no son explícitos, deducirlo por la conformación del poder que sus resultados determinen. (más…)

Navidad 2014

¿Por qué la Virgen siempre está lavando
y a San José le come la sospecha?
¿Por qué cantan los ángeles, y acecha
lo oscuro, Herodes, y el ordenoymando?

¿Por qué ponemos una fecha, cuando
venimos de una etrernidad sin fecha?
¿Y por qué el llanto es lo primero que echa
un niño, cuando al mundo está llegando?

Existe el más allá, pues de él venimos,
y el misterio, puesto que en él estamos
desde el punto preciso en que nacemos.
No nos extrañe que, al nacer, lloremos,
puesto que todo lo que allá aprendimos
en el camino al mundo lo olvidamos.

Derecho a Decidir versus Democracia Radical (2)

Este artículo es continuación de otro que apareció en el número 322 de la revista El Viejo Topo correspondiente a este mes de noviembre. Inicialmente era un solo artículo pero su extensión hizo recomendable su división en dos. Es por ello que publicamos este segundo escrito con idéntico titulo pero con el ordinal 2. El aplazamiento en la publicación de este segundo artículo nos ha permitido actualizarlo con los datos del “proceso participativo del 9N”. El primero puede leerse en el blog http://www.vicenteserrano.es/ o en http://www.elviejotopo.com

Por Vicente Serrano y Rafael Núñez

Si en el primero situamos el análisis de la actual coyuntura en el contexto histórico del nacionalismo catalán y de su evolución hacia los postulados secesionistas presentes, en este intentamos abordar, desde una perspectiva  preferentemente social y política, algunos de los tabúes ideológicos y políticos de la coyuntura actual y algunas claves de la sociedad catalana de los últimos años, con especial atención a  la evolución del electorado. La irrupción de Podemos en el escenario español, y por tanto en el catalán, nos ha inducido, asimismo, a evaluar los postulados de dicha formación sobre el “proceso soberanista” y el llamado “derecho a decidir” y a exponer una crítica a los mismos desde los postulados demócrata radicales. Pero, antes de centrarnos en la coyuntura actual consideramos necesario deshacer algunos equívocos y supuestos sobre la sociedad y la política catalanas. (más…)

Derecho a Decidir versus Democracia Radical

ElViejoTopo322

¿Existe el derecho a decidir? Si existiera, ¿puede ejercerse democráticamente? ¿Puede aplicarse el derecho de autodeterminación a las modernas sociedades contemporáneas por su heterogeneidad? ¿Tiene algo que decir la izquierda en todo esto?

Por Vicente Serrano y Rafael Nuñez

Democracia secuestrada vs democracia radical
Hay ciertas adjetivaciones de la democracia, como “democracia radical”, “democracia deliberativa” o “democracia participativa”, que resultan pertinentes por su acento en conceptos y  procedimientos democráticos que van más allá de las libertades individuales y los mecanismos representativos. En el actual contexto español, pero también en el europeo y el global, estas adjetivaciones tienen un claro significado, como sucede en el caso de “democracia radical”.

Con el objeto de delimitar el concepto y la exigencia de democracia respecto a factores que la han secuestrado o desvirtuado cabe señalar, en concreto, dos factores relevantes que de hecho han convertido el ejercicio de la democracia en una simulación:
•    1. La usurpación de las instituciones democráticas por el régimen de partidos que llamamos partitocracia, que afecta además a la independencia del poder judicial y que contamina con la corrupción todo el entramado institucional.
•    2. La concatenación de agentes y factores  políticos, económicos y sociales interconectados entre sí, que han conducido a la servidumbre del poder político ante el poder financiero y las grandes corporaciones. (más…)

Mi derecho de réplica a Nació Digital

Precedentes:

El pasado 8 de agosto “La Marea” publica mi artículo “300, Pujol y la  casta catalana”, el 18 lo haría Rebelión.

El 12 de agosto aparecen en el Facebook de cierto catedrático comentarios críticos a dicho artículo y pocas horas despues otros post atacando a mi persona con tintes de maccartismo nacionalista

El 13 aparece este artículo en Nació Digital con un titular con llamativas similitudes al último post antes indicado

A partir de ese momento se inicia una campaña denigratoria y manipuladora en Facebook contra mi persona tanto fuera como dentro del ámbito de Podemos, con acusaciones infundadas sobre el uso de la portavocía de Podemos Nou Barris para plantear mis posiciones respecto a el “derecho a decidir” o sobre mis intenciones de búsqueda de beneficio personal, incluyendo insultos denigratorios sobre mi persona.

El 18 remito a Nació Digital mi derecho a replica en forma de carta. Tras solicitarme fotografía para la publicación y remitirla sigo a la espera, por lo que decido trascribirla a continuación.

Barcelona, 24 de agosto de 2014

Nota.- Tras la versión en castellano acompaño versión en catalán enviada a Nació Digital

Carta a Nació Digital

__________________________________

Estimados amigos de “Nació Digital”. (más…)

300, Pujol y la casta catalana

mas-pujol-chicHasta Jordi Evole le creía cuando afirmaba su honorabilidad. ¿Tan ciega ha estado la sociedad catalana? Mira que dejó pistas. Ya desde lo de Banca Catalana, en los inicios del Pujolismo, quedó claro que los tejemanejes de Pujol y familia quedarían envueltos, tapados por la bandera. ¿Es posible una ceguera social ante un desvío de fondos públicos de más de 3.000 millones de euros? Se demostrará o no judicialmente, pero sea en comisiones de empresas o desvíos directos, los paganini fuimos todos.

La casta catalana la forman unas 300 ó 400 familias que han acumulado propiedades, capital y poder político desde hace 300, o más, años. Siempre lagrimeando con lo del “España nos roba”, mientras ellos expoliaban y acumulaban a costa del resto de catalanes y españoles. Tras los denostados “decretos de nueva planta” se elimina el monopolio de Sevilla sobre el mercado americano y ahí se empezó a fraguar la fortuna de muchos “catalanes de pro” que se enriquecieron con el mercado de esclavos y su explotación en los ingenios de su añorada Cuba que tanto y tanto dinero les aportó. El mercado cautivo de la malvada España trajo para esta casta de llorones cocodrilos pingües beneficios a anotar como superávit en ese balance comercial de 300 años, o más, que nadie reclama publicar. Y no, no es que se haya beneficiado al pueblo catalán, no; solo esa casta de más o menos 300 familias. (más…)

República. Del gRano y de la paja.

REPUBLICA BANDERA2A los republicanos españoles la abdicación de Juan Carlos nos pilló con el pie cambiado. El análisis debe iniciarse el pasado 14 de abril en una Plaza de Sant Jaume de Barcelona casi vacía, donde menos de trescientas personas celebramos el aniversario de la proclamación de la II República Española y reivindicamos la instauración de la Tercera. Lidia Falcón  lamentaba cuán pocos que éramos y se preguntaba dónde estaba la izquierda, dónde los grupos feministas, dónde los sindicatos. No entendía la desidia ciudadana. Yo tampoco.

En la víspera, domingo 13 de abril, acudí a la manifestación republicana que cada año se celebra por la mañana en mi distrito de “Nou Barris”. Había tantas banderas “estelades” (secesionistas) como republicanas. A algunos nos molestó pero los convocantes resolvieron por alabar la convivencia, la unidad de los que luchan contra el “poder establecido”, en una interpretación errónea del principio maoísta de que “el enemigo de tu enemigo es tu amigo”.

Considerar al nacionalismo, el secesionismo, como un proyecto compatible con la lucha por la República, con las luchas sociales, y abogar por integrarlo en la lucha contra el capitalismo, la aceptación pasiva del relato anacrónico (y, por ende, falaz) del nacionalismo es uno de los mayores errores de las izquierdas españolas de los últimos 50 años. (más…)