¿Legalidad de la independencia?

En un inicio me plantee responder en catalán al artículo de Alfons López Tena, “Legalitat de la independència” publicado el 31/07/11 en El Mundo edición de Barcelona, pero como tal cosa podría abrir un debate o critica marginal referido a la segura presencia en el texto de faltas de ortografía y de incorrecciones lingüísticas, preferí finalmente, respetando el derecho de Alfons a expresarse como mejor crea, hacerlo en español.

También resulta sorprendente e incluso elegante que El Mundo ceda espacio a alguien que solo les denostará como periódico españolista.

Coincidí con López Tena en un debate en el desaparecido programa “Amics coneguts saludats” del canal 8TV y, como allí le dije, me sorprendía que una persona como el, que llama al incumplimiento de la ley, fuera miembro del Consejo General del Poder Judicial. Esto dice mucho y poco bueno de quien le propuso para el cargo: CiU.

Pero entrando en el planteamiento que nos presenta sobre la “legalidad de la independencia” podríamos reducirlo a dos puntos:

  1. Los representantes elegidos por el pueblo deciden unilateralmente la independencia.
  2. Los estados existentes la reconocen y …

Ya esta. Y como en el caso de Kosovo así sucedió pues cualquiera puede hacerlo. Poca chicha y menos argumento.

Verbigracia, un día de estos convocamos elecciones en Nou Barris y nos independizamos. Dirá que no hay elecciones en este distrito de Barcelona, ¡no creo!, López siempre defendió el derecho de convocar referéndums de autodeterminación, ¿Por qué no unas elecciones?.

La situación de Kosovo nada tiene que ver con Cataluña. ¿Quiere, tal vez, López Tena que vivamos una situación de confrontación violenta en Cataluña, en España, que legitime la secesión? ¿La situación de los catalanes es similar a la que padecieron los kosovares? ¿Somos los catalanes una minoría, en el sentido étnico que López lo utiliza, respecto a la población española?

No se la respuesta de López a estas preguntas, pero la mía es no.

Ni siquiera el argumento sobre minoría se sostiene. El catalán y el castellano son usados indistintamente por los catalanes. La realidad es que los castellano-hablante son mayoría. En contraposición la lengua de las instituciones catalanas es el catalán y estas lo usan como arma política para llevar a cabo un proceso de asimilación cultural. Puestos hablar de “pueblo oprimido” habría que hacerlo de las clases trabajadoras catalanas mayoritariamente castellano-hablantes y condenadas a la subsidiariedad respecto a la clase política catalana empeñada en la construcción nacional de una Ítaca soñada.

Sobre los representantes del pueblo catalán, ¿cuales serian los validos?. ¿Los salidos de las elecciones autonómicas?, esos donde hay un bajo nivel de participación o ¿Los elegidos en unas generales?, donde no existe la llamada abstención diferencial. ¿O prefiere usar los resultados de la aprobación del corregido Estatut?, donde no llegó al 50% de participación y un setenta y tantos de síes que no representaban ni el 37% de los votantes. ¿O prefiere tener en cuenta los ridículos resultados de los seudo-referéndums convocados por el y sus amigos?.

López (deberías estar orgulloso de tu apellido, uno de los mayoritarios entre los catalanes) pretendes la secesión y esta históricamente siempre se ha dado de forma violenta.

Independencia, No Gracias.

Ciudadanía, Si por supuesto.

Vicente Serrano

Artículo remitido a El Mundo el 01 de agosto de 2011, no consta publicación.

One Comment

  1. Antonio-F. Ordóñez 12 agosto 2011 8:08

    Un buen resumen de la situación…

    Sólo añadiría que existe un problema con todo lo expuesto: NOS ESTÁN COMIENDO EL TERRENO.

    Son una minoría, aún; pero, cada vez más, tienen a más castellanoparlantes de su lado.

    O nos movemos rápido o no tendremos nada que hacer.

    ¡¡¡Venga ya ese partido de izquierda no nacionalista!!!

    http://www.bcn2011..es